Terapia Cognitiva Conductual (TCC)

Es un modelo de intervención que incorpora tanto intervenciones conductuales (intentos directos de disminuir las conductas y emociones disfuncionales modificando el comportamiento) como intervenciones congnitivas (intentos de disminuir conductas y emociones disfuncionales modificando las evaluaciones y los patrones de pensamiento del individuo). Ambos tipos de intervenciones se basan en la suposición de que un aprendizaje anterior está produciendo actualmente consecuencias desadaptativas y que el propósito de la terapia consiste en reducir el malestar o la conducta no deseados desaprendiendo lo aprendido o proporcionando experiencias de aprendizaje nuevas, más adaptativas. (Brewin, 1996).

Terapia Dialéctica Conductual (DBT)

Es un modelo de intervención de tercera generación desarrollado por Marsha Linehan, que combina diversas técnicas cognitivo conductuales, dirigidas a la regulación emocional. Validado empíricamente, su objetivo es "lograr una vida que merezca ser vivida".

DBT fue desarrollada originalmente para el tratamiento de pacientes con Trastorno Límite de la Personalidad, y también para pacientes con conductas suicidas.

La terapia integra la adquisición de nuevas habilidades, es un tratamiento multicomponente, integrador y flexible.

Terapia Focalizada en Emociones (TFE)

Es un modelo de Terapia de Pareja desarrollado por Sue Johnson y Les Greenberg. La TFE se basa en la teoría del apego y reconoce que las emociones tienen un papel fundamental en nuestra forma de relacionarnos con los demás.

Disciplina Positiva en Familia y Primera Infancia

Es una corriente promulgada por la psicóloga Jane Nelsen que la clave de la educación no reside en premios y castigos, sino en el respeto entre personas. Sobre todo, estipulando la frase "Conexión antes que corrección".

Su objetivo es plantear soluciones mediante opciones, no sólo para tratar temas de infancia, sino en el ámbito familiar en sí, o en contextos incluso académicos.